HE VISTO: DÉJAME ENTRAR

Típico cine europeo, intimista y muy cuidado, con un director y unos actores prácticamente desconocidos para el mundo y cuyos nombres sólo pueden pronunciar sus paisanos. Este tipo de cine me suele gustar, pero también me suele dar pereza verlo, pero en esta ocasión, lo que me empujó al visionado fue la temática: vampiros.


La película cuenta la historia de un niño solitario y tímido (Oskar), sin amigos y al que marginan en el colegio. Sus padres están separados y vive sólo con su madre, que siempre le grita y le riñe, y la relación con su padre parece un poco extraña, aunque tampoco se profundiza mucho en ello.

Un día, una niña (Eli) y su padre se mudan al piso de al lado. Oskar y Eli tienen 12 años, y los dos se sienten tremendamente sólos. Acaban por conocerse, después se harán amigos, después serán el primer amor del otro... un amor imposible. La extraña peculiaridad de Eli es lo que lo hará imposible. Ella depende de la noche, de su sed, de su eterna juventud... Eli es un vampiro.

Los presiosos paisajes, la luminosidad, los silencios y la actitud indefensa de Oskar contrastan por momentos con la oscuridad, el terror, la sangre, la superioridad y la fuerza de Eli. Los tremendos momentos emotivos, sin casi diálogos, se mezclan contínuamente con la dureza de la lucha por la supervivencia, aunque sea a base de buscar sangre humana de la forma más gore.

Como anécdota, el título, Déjame Entrar, hace referencia a una de las leyendas vampíricas más cómunes. Ésta dice que un vampiro no puede entrar en una propiedad hasta que el dueño le de permiso. Si el vampiro entra sin permiso morirá, pero si se le concede, podrá ya entrar cuando desee.

Para terminar, os diré que no es una película de terror, ni una película de vampiros al uso. Es una película íntima, con corazón y con sentimiento, capaz de ablandar la coraza más dura. Yo os la recomiendo encarecidamente, merece la pena verla.

Mi nota: un 8,5.

¿INGENIO, CARA DURA O HUMOR?

Esos son los sacos en los que se me ocurre que podrían estar los dueños de ciertas empresas. Aprovechar el tirón es una de las reglas básicas de hoy en día si quieres que tu negocio o tu iniciativa tenga éxito. Que le pregunten si no a Antena 3.

Las empresas que os muestro a continuación dan buena cuenta de ello. Pasen y vean.

ANTIVIRUS COMERCIAL EN IDIOMA KLINGON

El nivel de frikismo que se puede alcanzar en la sociedad puede llegar a ser de cotas insospechadas. Quizás como evasión, quizás por enfermedad, el caso es que a mí tampoco me importa. Es más, lo apruebo y a veces hasta lo comparto.

En esta ocasión, un nuevo grano de arena en la montaña lo pone Sophos, empresa desarrolladora de software destinado a la seguridad en entornos Windows, que ha lanzado una nueva versión de su antivirus que, entre otros, incluye el idioma Klingon.


Para los despistados, ¿qué es el Klingon? Para no cometer errores, tiraré de Wikipedia y os diré que el idioma Klingon es una lengua creada por Marc Okrand para los estudios cinematográficos Paramount Pictures como idioma vernáculo de la raza klingon en el universo de Star Trek. Vendría a ser algo así como lo que hizo Tolkien con sus idiomas de La Tierra Media en El Señor de los Anillos, unos idiomas inventados de la nada para obras de ficción pero que cuentan con su propia estructura, fonética, vocabulario, semántica, etc. Idiomas totalmente funcionales que pueden ser hablados por cualquier persona en cualquier momento.


Como no podía ser de otra forma, son muchos los Trekkies (fans de Star Trek) que son capaces de hablar el klingon, e imagino que para ellos irá dirigido la vesión de este antivirus en ese idioma. O eso, o la empresa aprovecha el tirón de la nueva película de la saga (que está en los cines actualmente) para hacerse notar un poco.

Sea lo que sea, curiosidad o admiración, puedes descargar el antivirus de forma gratuita desde la web de Sophos, web que además está repletita de referencias y guiños a la saga Star Trek. Si duda alguno, una de las cosas más frikis que he visto en mi vida.

Fuente: Genbeta.

TVE LA LÍA PARDA CON EL HIMNO EN LA COPA DEL REY

Después de las declaraciones previas al partido de Laporta (presi del Barça) mezclando política y deporte (un clásico que aún no comprendo), y de las no-declaraciones del presi del Bilbao, lo que encima faltaba es la que montó La Primera con el tema del himno nacional previo al partido.

Como muchos (o todos) sabréis, en partidos internacionales o finales se suele poner el himno del país en cuestión, o de ambos países en el caso de los primeros. Ayer, La Primera emitió la final de la Copa del Rey entre el Athletic de Bilbao y el F.C. Barcelona, y estaba claro que algo iba a pasar mientras sonase el himno, merced a las ideologías nacionalistas de gran parte de los aficionados de ambos equipos.

En el momento de empezar a sonar el himno, TVE decidió no emitirlo y conectó con San Mamés (campo de fútbol del Bilbao) para ver el ambiente que había por allí, ya que estaba lleno hasta la bandera para ver el partido a través de unas pantallas gigantes instaladas en el césped. Primera acción evasiva.




Pero la cosa no quedó ahí, ya que tras el descanso del partido, TVE decidió emitir en riguroso diferido los momentos en los que sonaba el himno, enfocando a los jugadores y a algunos aficionados entregados con la causa, alegando que no lo habían podido emitir en su momento por causa de un error humano.

Lo peor de todo, es que parece que todo fue a propósito y con el único fin de emitir las imágenes en cuestión montadas al gusto y censuradas. ¿Por qué? Pues porque durante el himno se pudo oír en el estadio una pitada ensordecedora obra de aquéllos que reniegan de España, que no eran pocos. Sin embargo, en las imágenes emitidas por TVE se oía perfectamente el himno y apenas se oía algún pitido de fondo. Y eso sin contar el maraviloso montaje de imágenes de aficionados catalanes o vascos con la mano en el corazón, mirando al cielo e increpando a los "pocos" que osaban pitar.



En todo este embrollo se juntan dos cosas diferentes, pero a la vez iguales. En ambos casos se trata de un síndrome de intolerancia bastante grave. Yo no estoy de acuerdo con la falta de respeto que supone acudir a un evento deportivo (o de cualquier otra índole) y boicotear un acto, como puede ser el momento en el que suena el himno, tan sólo porque se tengan otras ideas. Por otro lado, tampoco estoy de acuerdo con censurar esos actos como si estuviéramos en épocas pasadas, como si la libertad de expresión o de acceso a la información dependiera de alguien ajeno a uno mismo.

El revuelo que se ha levantado con esto ha sido mastodóntico, y ya ha rodado la primera cabeza. TVE considera que se incumplieron las instrucciones de la dirección y que se trata de algo gravísimo del que ha hecho único responsable a su director de deportes, Julián Ruíz, que ya ha sido despedido. En fin, lo que hay que ver y oír aún en estos tiempos que corren.

DISNEY CELEBRA LOS STAR WARS WEEKENDS

Además de los conocidos Disneyworld, o Disenyland (por el culo me la dan, como dice Andrés Calamaro en una canción), Disney también tiene un parque temático en Hollywood llamado Disney-MGM Studios. En principio, me imagino que esto os la puede sudar por varias razones, pero a mí me suda que os la sude.

Yo de lo que quiero hablar es de los Star Wars Weekends, que son unos fines de semana de homenaje a La Guerra de las Galaxias que Disney celebra en su parque. En ellos, hay todo tipo de actos o atraccciones relacionados con la mítica saga de George Lucas, y para promocionarlos han lanzado una serie de pósters, a cada cual más simpático y ocurrente. Debido a su originalidad, que juega con la llegada de los personajes de las películas a Hollywood para participar en los actos, me he animado a ponéroslos por aquí.

Que la fuerza os acompañe.



Pichad aquí para ver el resto.


THE HUNT FOR GOLLUM

El domingo pasado se estrenó este corto de 35 minutos de duración hecho por fans de El Señor de los Anillos, un corto que nos narra hechos acontecidos cronológicamente justo antes de la historia que todos conocemos, ya sea por el libro o por las películas.

En realidad la historia es un relato que aparece en los apéndices del libro, y en ella se narra la búsqueda que emprende Aragorn para encontrar a Gollum antes de que lo haga Sauron, y así evitar que se haga con el Anillo Único.

The Hunt for Gollum, repito, está hecho por fans, pero en cuanto comencéis a verlo veréis que goza de una calidad tan magna que apenas podréis encontrar diferencias con las películas de Peter Jackson, por muy fuerte que suene. Tanto la fotografía, los paisajes y la ambientación como el vestuario o los efectos especiales están a la altura o incluso claramente por encima de lo esperado.

La única diferencia que se puede apreciar con respecto a la trilogía famosa es la de los actores, ya que, obviamente, no se ha podido contar con los actores originales. Aún así, los autores han dado bastante en el clavo y ha seleccionado a unos actores que, en ocasiones, guardan unos parecidos muy razonables.

A continuación os dejo uno de los tráilers, pero que sepáis que podéis ver el corto al completo en la página web oficial, e incluso en alta definición y con subtítulos en castellano. En serio, no os lo perdáis, porque realmente merece la pena.