NINTENDO SIGUE ERRE QUE ERRE

Soy consciente de que le mundo de las consolas y los videojuegos no le interesa a todo el mundo, y precisamente eso es lo que Nintendo quiere cambiar.

Primero empezó con Touch! Generations, una línea comercial de juegos para DS y Wii orientados al público no habitual en este mercado (llamados jugadores casuales). Dentro de esta línea se pueden encontrar juegos como Nintendogs, Brain Training, Big Brain Academy, English Training, Cocina Conmigo, Maths Training, etc.


Otros ejemplos son un futuro lanzamiento para DS orientado a los amantes o trabajadores del mundo de la economía, con el que podrán aprender y consultar los mercados bursátiles; o el juego más vendido de la semana pasada en Japón, Wagamama Fashion, que traslada el mundo del diseño y de la moda a la consola portátil de Nintendo.

En el caso de Wii, la cosa es más exagerada debido a lo innovador de sus controles. Es tal el caso, que la comunidad hardcore (jugadores expertos) no cesa en sus quejas y en sus solicitudes de juegos de los de toda la vida. Durante el primer año y medio de la consola, ésta se vio inundada sin ningún tipo de criterio por una avalancha de títulos basados en minijuegos chorra que "aprovechaban" las capacidades del mando de Wii.

Una vez saturado ese mercado, se optó (sobre todo por parte de Nintendo) por innovar y facilitar la entrada en el mundo de las consolas lanzando juegos fáciles, sencillos, novedosos y abiertos a todos los públicos. Así nacieron Wii Fit, una tabla que reconoce nuestros movimientos y que está orientada a hacer gimnasia, y Wii Music, un juego musical en el que se pueden simular decenas de instrumentos. Y estos son sólo un par de ejemplos.

Esta política por parte de Nintendo se traduce en que sus consolas son las más vendidas con muchísima diferencia. DS ha batido todos los récords, y es semana tras semana la consola más vendida. En cuando a las sobremesas, Wii, a pesar de ser inferior técnicamente, lleva vendidas casi tantas unidades como sus dos rivales juntas, PlayStation 3 y Xbox 360.


La razón de esto es que mucha gente, que nunca había tocado una consola, optó por hacerse con una Wii atraída por la idea innovadora de sus controles, por su facilidad de uso y por lo atrayente de sus originales propuestas. Por otro lado, esas ventas pueden ser engañosas, ya que todo indica que Wii es una consola que se compra, pero que poco tiempo después acaba olvidada en una esquina. Y eso sin contar con los seguidores de siempre, jugadores expertos, que están descontentos y se siente olvidados.

Ahora se acercan las Navidades, y como cada año, las consolas serán el regalo más solicitado. Veremos cómo afrontan la campaña las compañías responsables, y veremos cómo responde el público ante sus propuestas.

No hay comentarios: