HE VISTO: TROPIC THUNDER

Nueva comedia salida del cerebelo del señor Ben Stiller, que hace de director, actor, guionista, productor y seguramente algo más. Esta película supone su cuarta experiencia tras las cámaras después de la decente Reality Bites (1994), la penosa Un Loco a Domicilio (1996), y la genial, incomprendida e infravalorada Zoolander (2001).


En primer lugar, para ver esta peli hay que saber lo que se va a ver. Se trata de una comedia de Ben Stiller, así que va a ser absurda, con un guión regulero y llena de tonterías, pero (en principio) te va a hacer reír. Hecho esto, y dejando en la calle los complejos, el filme cumple con su cometido, y es más, se convierte en una de las mejores comedias de los últimos años.

El elenco de actores es de lo más variopinto, y cuenta con gran cantidad de estrellas de Hollywood. Tenemos a Ben Stiller haciendo de Ben Stiller. También está Jack Black haciendo de Jack Black (es decir, a veces gracioso a veces cansino). Matthew McConaughey, Alicia Silverstone, Tyra Banks, Jon Voight, Tobey Maguire, Jennifer Love Hewitt, Mickey Rooney o Steve Coogan son algunos de los nombres que también aparecen, ya sea con pequeños papeles o mediante simples cameos.

Es necesario comentar aparte la actuación de tres actores: Robert Downey Jr., Nick Noltie y Tom Cruise. El primero, últimamente en alza, hace un papel soberbio interpretando a un actor australiano que debe encarnar a un hombre negro y, para ello, lleva a cabo una operación de pigmentación de piel y se propone hablar y actuar como un afroamericano. A-W-E-S-O-M-E. El segundo, Noltie, hace de veterano de guerra, y también lo borda. Y, por último, increíble Tom Cruise, actor que nunca me convenció, pero que en esta peli se sale bajo un disfraz que lo hace irreconocible (atención al baile final).

En cuanto a la película en sí, el guión creo que cumple. Se cuenta una historia de guerra, con multitud de homenajes o parodias a otras películas del género como Platoon o Apocalypse Now, pero hay que decir que cuenta con muchos más elementos, gracias y situaciones propias que prestadas. Es gamberra, es disparatada, es absurda, es surrealista..., pero está bien hecha, y eso se nota, dándole una seriedad que hace que la comedia no se convierta en una gilipollez quinceañera de tres al cuarto.

Muchos efectos especiales, grandes decorados, humor, acción... y hasta mensaje. Sí, la película tiene mensaje. Ben Stiller se la mete doblada a la industria del cine norteamericana y crítica la pauta de que "el fin justifica los medios". Eso sí, todo ello en clave de comedia, porque si algo le falta a esta película para bordarlo es un poco más de saña, de ironía y de maldad. Pero bueno, ya se sabe, hay que ser políticamente correcto.

En definitiva, nos encontramos ante la que posiblemente sea, con el permiso de Zoolander, la mejor película de Stiller. Buena comedia, con un par de actuaciones impagables como son las de Robert Downey Jr. y Tom Cruise (que todo hay que decirlo, pierden mucho con el doblaje), que hace pasar un buen rato y deja buen sabor de boca. Y ya que he tocado el tema del doblaje... POR FAVOR, QUE DEJEN DE CAMBIAR LOS TÍTULOS!!!!!!!!!! Ese subtítulo de Una Guerra Muy Perra es patético.

Mi nota: Un 7.

No hay comentarios: