DRAGON BALL, ¿THE MOVIE?

Una de las series de dibujos que marcaron mi infancia fue, sin lugar a dudas, Dragon Ball. Las locas aventuras de Goku y compañía constituyeron un entretenimiento diario durante los muchos años que duró la la serie.


Dragon Ball, y sus secuelas, Dragon Ball Z y Dragon Ball GT, comenzó siendo un manga (cómic japonés) que, como suele ocurrir, acabó convirtiéndose en anime debido a su enorme éxito. La aceptación y el éxito tampoco tardaron en llegar para la serie de dibujos animados, y aún hoy en día, después de 24 años de la emisión del primer capítulo en Japón, la serie sigue emitiéndose en canales de TV de todo el mundo con un gran índice de audiencia. Además, el merchandising en forma de disfraces, muñecos, juegos, coleccionables, cromos o videojuegos es constante.

El tema es que, como suele ocurrir en estos casos cuando se trata de series o cómics de gran éxito mundial, las productoras de cine hollywoodienses se lanzan como buitres asesinos a una encarnizada lucha por adquirir los derechos cinematográficos. Durante años, los rumores y deseos de los muchos fans de la serie sobre una película de imagen real fueron constantes, pero siempre desmentidos.

Cuando nadie apostaba ya por una adaptación al cine comercial, llegó la 20th Century Fox, puso el dinero sobre la mesa y comenzó con el proceso preparatorio. Durante los últimos meses, se ha ido conociendo parte del guión, y ha habido un goteo de imágenes y pósters que no hicieron más que establecer un clima de preocupación por la falta de fidelidad y la gran cantidad de abobinaciones que estaba cometiendo el director del proyecto, el señor James Wong (autor de "joyas" como Destino Final, El Único o Destino Final 3).

Pero fue tras el primer tráiler cuando se confirmaron los peores presagios. La película tiene una pinta horrible, y cualquier parecido con la serie original es pura coincidencia. Calidad paupérrima, mala ambientación, reinvención de los personajes, estupidez del guión, efectos de pacotilla... Todo parece indicar que la función de esta película será la de revolver las entrañas de los millones de fans de la serie y, por ende, fracasar estrepitosamente en taquilla (no se merece menos).




Pero si toda esta información no metía el suficiente miedo, ayer se filtró una imagen que, de ser real, provocará una ola de suicidios colectivos sin precedente. Todos los que hemos visto la serie sabemos que Goku, su familia y el resto de guerreros del espacio se transforman en monos gigantes las noches de luna llena. Esto es lo que interpretan por "mono gigante" los señores que hacen la película:


Sin comentarios. La bazofia película, protagonizada por Justin Chatwin y Chow Yun-Fat (entre otros), llegará a los cines en abril de 2009 e irá directamente a la basura.

Leído en Pixfans.

5 comentarios:

Hija del demonio dijo...

Goku? Vale que en la versión española de la serie se llamase así, pero tu en qué idioma la viste?

El trailer no deja indiferente a nadie, y como hagan una versión más extensa en la que dejen ver más argumento e imágenes que nada tienen que ver con la serie, el suicidio colectivo no esperará al estreno.

Que Hollywood se había quedado sin ideas ya lo sabíamos, pero también se han quedado sin compositores? Es la tercera vez que se usa ese tema, primero en Réquiem por un sueño, para el que se compuso, después para el trailer de Las dos Torres, y ahora de nuevo?

Desde luego, conmigo esta película no va a hacer taquilla.

"The Leff" dijo...

Vale, es Son Goku, pero era por generalizar...

Filoctetas dijo...

En esta peli pasa como en Alone in the Dark. Pagan los derechos para decir que es una cosa que no es y venderla como si lo fuera. Espero que los productores pierdan todo su dinero y tengan que ponerse a trabajar en un McDonald's. Joder, con lo sencillo que es hacer una buena adaptación siguiendo los putos mangas.

"The Leff" dijo...

Bueno, lo de Alone in the Dark puede hacerse extensible a toda la obra de Uwe Boll, basada en un 99% en videojuegos echos película, quiero decir, basura.

benzodiacepinas dijo...

qué manera de joder... hay cosas que es mejor no saber (deja de informarte!)