LA PUBLICIDAD COMO FUTURÓLOGA

Tras unas leves, cortas e intensas vacaciones, un servidor regresa con fuerzas renovadas gracias a una más que reconfortante visita a un London de lo más inglés que se recuerda.

Para el retorno, traigo una coincidencia de esas que asustan, para que luego digan que no se puede adivinar el futuro. Ríanse ustedes de Nostradamus, si quieren, pero yo me tomaría más en serio sus predicciones.

Se trata de un cartel publicitario para periódico que data de 1979, y que, como bien se puede leer, anuncia la conexión París - Nueva York de una línea aérea Pakistaní.

No coments. Creo que la imagen habla por sí sola.

8 comentarios:

benzodiacepinas dijo...

¿casualidad?

"The Leff" dijo...

Yo no lo creo

benzodiacepinas dijo...

ñá! ñañaña ñá!
me parece muy fuerte pequeño aspirante a miserable. Así no se puede. Así no se puede!!!

"The Leff" dijo...

Si tú lo dices... Mi no entender.

benzodiacepinas dijo...

crees que no es casualidad... no sé :)

"The Leff" dijo...

Ah! No, era un frikismo. Cuando era pequeño veía un rollo de los límites de la realidad o algo así, y salí un viejo presentándolo que te contaba el caso en cuestión. Siempre acababa las explicaciones diciendo: "¿casualidad? Yo no lo creo" xDDDD

Filoctetas dijo...

Como siempre, la verdad está ahí fuera. Por cierto, ya vi la peli de Expediente X. Es mala como el demonio.

"The Leff" dijo...

Pozí. De hecho, el demonio es un cacho de pan comparado con la peli.