HE VISTO: CONCIERTO DE EL CIGALA

Fue durante las pasadas fiestas de San Froilán. La Comunidad gitana de Lugo se agolpaba en primera fila y esperaba con ansia la salida al escenario de uno de sus ídolos.


El Cigala, o El Marqués, como lo llamaban unos gitanos que tenía detrás, propone algo que va más allá del flamenco tradicional. Acompañado de un virtuoso pianista, un contrabajo, un percusionista y un guitarrista, deleitó al respetable (bastante numeroso, por cierto) con una buena colección de boleros, coplas y tangos. Eso sí, siempre desde el punto de vista flamenco, llegando así a un punto de fusión que nació en aquella colaboración con Bebo Valdés.

Sonaron clásicos como Angelitos Negros, Dos Gardenias, Si te Contara o María de la O. Grata fue mi sorpresa cuando cantó Bravo, una canción que yo creía de Nacho Vegas (que aparece en su disco a medias con Búnbury), pero que descubrí tras una ardua investigación que ambas eran versión de la que compunso el mítico cantautor mexicano Luis Demetrio.


Tras disfrutar con la participación y el ánimo de sus seguidores, El Cigala decidió arrancarse por bulerías durante una buena parte del concierto, demostrando que también sabe ser fiel a sus raíces más puras.

En fin, un concierto curioso que, aunque no pertenezca a un estilo musical de mi agrado, supo hacerme pasar un buen rato.

No hay comentarios: