HE VISTO: REBOBINE, POR FAVOR

Esta es una de esas películas "extrañas" que suelen pasar desapercibidas para la mayor parte del público. Sin embargo, esto no ha sucedido conmigo, ya que soy seguidor incondicional del director y guionista, Michael Gondry, responsable de películas inolvidables como Human Nature, ¡Olvídate de Mí! o La Ciencia del Sueño.


En esta ocasión, Gondry nos sitúa en un pueblo de New Jersey. El dueño del último videoclub (Danny Glover) cuyo catálogo es en VHS se encuentra al borde del desaucio, ya que su negocio (y también vivienda) se está situado en un viejo edificio que pretenden demoler.

Mientras el propietario del videoclub se encuentra de viaje para captar ideas que le permitan mejorar el negocio y así no tener que cerrar, su empleado (Mos Def) y un amigo de éste (Jack Black) borran por error el contenido de todas las cintas, y no se les ocurre mejor forma de solucionar esto que grabando de nuevo las películas pero rodándolas con sus propios medios e interpretadas por ellos mismos.

Hay que decir que el comienzo de la película es lento y un poco cansino, y el hecho de que los protagonistas parezcan retrasados no ayuda demasiado. Sin embargo, a medida que va avanzando el filme se va tornando en algo entrañable y se convierte en un sencillo (pero merecido) homenaje al mundo del cine, además de ser una comedia bastante notable.

La forma de grabar las películas por parte de los personajes es totalmente al estilo Gondry, difícil de explicar pero grandioso a la hora de verlo. Algunas películas de culto son parodiadas, algunas comerciales son puestas a la altura que se merecen, a pesar de ese márketing que muchas veces las estropea, etc. Además, Gondry incluso se permite atacar a las compañías cinematográficas por su extrema política de derechos de autor y plagios, algo que él mismo sufrió a la hora de incluir homenajes en Rebobine, Por Favor.

En definitiva, esta es una película que gustará al público en general, que encantará a los frikis cinéfilos por sus contínuas referencias, y que no defraudará a los seguidores de Michael Gondry, a pesar de no estar a la altura de ¡Olvídate de Mí!.

Mi nota: Un 7.

2 comentarios:

benzodiacepinas dijo...

qué descubrimientos!
(no fui vetada!!!)

"The Leff" dijo...

No fuiste, pero pronto serás, me temo.

Siempre recomiendo las películas de este tío, porque tiene un estilo muy peculiar y particular, además de buenas ideas. Olvídate de mí es una obra maestra.