HE VISTO: SPEED RACER

Después de bastante tiempo sin trabajar tras las cámaras (la última vez fue en Matrix Revolutions), los hermanos Wachowski vuelven a las andadas con una película de imagen "real" basada en el primero manga y después anime Mach GoGoGo (Meteoro por estos lares), es decir, otra adaptación tras su participación en V de Vendetta, donde escribieron el guión e hicieron labores de producción.


El anime original no es más que una serie de dibujos japoneses que se centra en las carreras de coches, pero eso sí, con aire algo futurista, como les gusta a estos hermanos.

Por tanto, la peli ya os podéis imaginar cómo es: grandes pilotos que arriesgan sus vidas en circuitos que parecen montañas rusas con sus coches del futuro, los cuales poseen increíbles habilidades gracias a una serie de piezas que llevan incorporadas.

Además, hay que añadir que los coches se mueven como si fueran personajes de Matrix, y que el 90% de la película no es imagen real, sino efectos hechos por ordenador. Esto último es algo lógico, ya que captar la esencia del anime y llevar a cabo ese tipo de carreras sería complicado de otra manera, y además sirve para que en muchas ocasiones la película se asemeje muy mucho a los dibujos animados, algo a lo que también ayuda la estética de los personajes y de los decorados.

En cuanto a la trama, pues decir que ni es buena ni es mala, simplemente cumple. El guión otorga lo suficiente para enlazar las carreras (lo mejor de la película, sin duda) y para que el conjunto no parezca una aglomeración de acción sin sentido. Quizás el problema sea la poca consistencia de los personajes (el de Matthew Fox, el que hace de Jack en Perdidos da asco), pero tampoco es una película en la que sea necesario buscar demasiada profundidad. Es más, en ese sentido capta bastante bien la esencia del anime y se sitúa como un perfecto visionado para pasar el rato toda la familia.

En definitiva, entretenimiento puro y duro, no hay más.

Mi nota: un 6.

No hay comentarios: