PUES SÍ

Te brillan los ojos, majo. Te brillan como si detrás de tus pupilas hubiese un duende con una linterna, o a lo mejor es un faro que intenta indicar el rumbo que debes seguir. Explícamelo, porque es algo que necesito saber. No te escaquees como haces habitualmente con frases de esas que te inventas y que no tienen ni pies ni cabeza.
A veces pienso que todo es una farsa, que en realidad no hay nada. Pero otras veces te veo esos ojos que pones, como ahora, y siento que no existe nada más.
Venga, tomemos una copa y me vas contando. Tengo toda la noche, y si quieres también la mañana. Pero no pienses mal, que nos conocemos...

No hay comentarios: