LA FUENTE DE LA VIDA


Todos mis sentidos están abrumados tras la visión de "La Fuente de la Vida", una película sublime de Darren Aronofsky (Requiem por un Sueño, Pi). Simplemente una poesía visual tras la que es imposible sentirse indiferente.
Cogiendo como eje central una historia de amor preciosa, que si bien tiene un discurrir triste, nos abre los ojos a la inmensidad de lo que nos rodea y a la simplicidad de lo que nos espera.
Todo tiene un principio, y ha de tener un fin. El problema radica en si sabremos aceptarlo o no. A lo largo de la película podremos ver el proceso en su totalidad, desde la negación hasta la aceptación, pasando por la resignación y la impotencia. Todo ello manejado espléndidamente con un entrelazado de tres historias, que a pesar de estar situadas en diferentes lugares del espacio-tiempo, están protagonizadas por los mismos personajes. Historias que se complementan entre sí para darle un sentido aún mayor al filme.
Y puesto que el viaje es finito, Aronofsky nos muestra lo infinitamente necesario que es el disfrutar de lo que amas mientras lo tienes, porque después será demasiado tarde. Lo que ahora no hagas o digas puede convertirse en un arrepentimiento enterno.

Por favor, ved esta película. Todo lo que he escrito o pueda escribir no es nada comparada con lo que os hará sentir. No puedo explicar mucho más sin destripar el contenido, y para lograr expresar todo lo que sentí al verla tendría que hacerlo.

Es una puta obra maestra. No diré más.

Sr. Chinarro - Militar "...y es que mi lucha es otra. Es la que yo me invento y que a nadie interesa. En ella solo habrá un muerto, pero pido clemencia y me siento en el parque más o menos tranquilo, viviré un día más."

No hay comentarios: