AÚN SE PUEDE SACAR PARTIDO A CONSOLAS ANTIGUAS

¿Quién no se ha emocionado demasiado jugando a la consola? Gritar, saltar, cagarse en la **** madre del tío que hizo el juego de turno, tirar el mando a la tele, etc... acciones que hacen que en algún caso a más de uno parezca que le va la vida en ello.
Pero no todo son emociones de este tipo, ¿qué hay de la tremenda satisfacción que genera el matar a un monstruo de final de fase, o acabar el juego después de horas y horas de exprimir el cerebelo?

Pues que todo esto se lo comente alguien a la tipa de la foto. Ella sí que se ha emocionado. Yo, la verdad, nunca llegué a tener una Super Nintendo en propiedad (sí que me la dejaron durante temporadas), y no se si era para tanto, pero está claro que a esta tía esa consola y el Zelda le ponen como una moto. Estoy por comprarme la consola y el juego de segunda mano para intentar explotar todo su potencial latente, ¡qué yo también quiero!

1 comentario:

Filir dijo...

Joder! Yo también quiero esa consola!