SI BEBES, ¿NO CONDUZCAS?

Atención a esta noticia: "Un conductor ebrio dió 2,32 en la prueba de la alcoholemia, pero el tribunal dice que habría que haber acreditado que dicha cantidad afectaba a su conducción"

Resulta que ahora la prueba de alcoholemia ya no va a valer para nada. Habrá que volver a lo de caminar a la pata coja por una línea recta y con un dedo en la nariz. Esa será la manera de acreditar si la cantidad de alcohol puede estar afectando a la conducción. También se puede llevar al conductor en cuestión a un circuito especializado a hacer carreras de rallies a ver si el vino de la cena afecta a su conducción. Es que manda huevos...

Y todo esto bajo decisión del mismísimo Tribunal Constitucional. No, si así va el país. Dentro de poco alguien matará a otra persona y lo dejarán en libertad y sin cargos: "Sí, mató, pero sólo un poco" Y le preguntarán: "¿Pero usted quería?¿No?Ah, pues váyase entonces, que usted no ha hecho nada."

En fin, que más se puede decir... Dentro de poco se valdrá todo y a ver cómo se para eso.

Fuente: elpais.com

No hay comentarios: