GARRA Y ESPADA



Pero vamos a ver... ¿cómo no aviso nadie que el nuevo Zelda: Twilight Princess era un juego tan brutal? Todo es un empezar y no parar. Hacía tiempo que no cogía un juego y me enganchaba tanto como lo está haciendo este.

Los gráficos están bien, pero tampoco son para tirar cohetes (es para Wii, y ya sabemos que no es una XBOX360 ni una PS3), aunque acostumbrado a una PS2 esto es bastante mejor. Pero lo mejor de todo es jugar con ese mando... el wiimote... y el nunchaku... ¡¡DIOS!! Sentir esa sensación de que cuando te aparece un enemigo eres tú el que le da la estocada mortal no tiene precio. Yo juego sentado en mi sofá, pero es que hay momentos en los que me tengo que levantar y agitar la espada al viento y demostrar que conmigo no puede nadie (cualquiera que me viera no se qué pensaría)

Y cuando la cosa va de lobos aún me gusta más si cabe.

De todos modos, a veces tengo la sensación de que se parece mucho a anteriores Zeldas (bueno, en realidad al Ocarina of Time, que fue el último que jugué), por ciertos sonidos, detalles, movimientos, mecánicas de juego, enemigos... Pero siempre que pienso esto va y aparece algo que me borra todo eso de la mente, le da originalidad al juego y me hace pensar que estoy ante uno de los mejores juegos a los que he jugado nunca. Además, son cosas normales cuando se trata de una saga que lleva tantos años en el mercado. Si hicieran un Zelda totalmente renovado con todo totalmente diferente, pues dejaría de ser un Zelda.

En resumen, tengas una Wii, o tengas una Gamecube, recomiendo encarecidamente que te hagas con este título imprescindible en el mundo de los videojuegos. ¡¡HAZLO!!

2 comentarios:

Dani dijo...

¿Ha salido para las dos consolas?

A mí me parece el único juego por el que merece la pena pillarse la Wii... Qué envidia me das...

Zarten dijo...

Pues sí, ha salido para las dos consolas. Hay gente que incluso, aunque va a pillarse la Wii, prefiere comprarse este juego para Gamecube en plan "homenaje de despedida".

Y en cuanto a que es el único juego por el que merece la pena pillarse la Wii, puedo decirte por propia experiencia que no. Ya solo el Wii Sports es la leche, así como el Red Steel, etc. (y los que vendrán).